Marcas del Ganado

  • Desde tiempo inmemorial el hombre utilizó técnicas que le permitieron demostrar que era el propietario de reses,  marcando diferentes clases de ganado. Esas marcas -con dibujos variados o signos impresos a hierro candente- se fueron perpetuando y daban crédito de la procedencia del mismo; otra finalidad importante fue la de evitar robos o que en caso de extravío resultase sencillo acudir a su dueño para esclarecer la propiedad.

    Con el tiempo las “marques de bestiá”  aparecieron más elaboradas dando constancia de la importancia del ganadero y contribuyendo también a realzar el trabajo de unos artesanos, los herreros, que preparaban al yunque el hierro que se utilizaba para marcar el cuerpo del animal.

    El Valle de Benasque no fue ajeno a ello y en la mayoría de las casas disponían de una marca propia, utilizada hasta hace poco tiempo. Hemos querido aportar algunas de las que constan en nuestro archivo documental en relación a algunas Casas de copropietarios para su divulgación y para que quizá ,algún estudioso,  le dedique más tiempo y contribuya a mejorar el conocimiento de nuestra espléndida tradición ganadera.

    Se consignan diferentes tipos de marca, en función de la superficie y el material. Así, a las marcadas a fuego sobre el pelo de las reses, se añaden las marcas pintadas en la lana o los cortes en las orejas.

608total visits,1visits today